Pachatusan, el Apu Inka

Pachatusan, el Apu Inka

El Pachatusan es la montaña ubicada en la región Cusco en Perú, cuya cumbre se encuentra a 4842 metros sobre el nivel del mar, con una extensión de 3909 hectáreas. La montaña Pachatusan tiene tres picos, el más alto de todos se encuentra en las coordenadas -13.522451,-71.784243; este pico junto con los otros dos forma una cresta rocosa que sigue la dirección sur oeste a noreste y divide el Valle de Cusco y el Vale Sagrado de los Incas. En su falda sur se encuentra el grupo arqueológico de Tipón, mientras que, en su falda norte se encuentra el Santuario del Señor de Huanca, hacia donde anualmente se dirige una peregrinación desde la ciudad de Cusco.

El Pachatusan es el pico más alto de la ciudad de cusco (no de la región); y, la cosmovisión andina lo ha dotado del estatus de Apu que en quechua significa una forma de divinidad, un dios. Hace muchos años que me he visto fascinado por esta montaña, tanto así que la he escalado en un par de oportunidades, aunque las fotos que tuve de aquellas expediciones, se han perdido lamentablemente. Algo que me ha parecido siempre curioso sobre el Apu Pachatusan es que siempre que he subido a internet fotos del Apu, ha sido bastante visitado por público japonés, por lo que voy a traducir este texto al japonés (usando el servicio de traducción de Google por lo que no se si la traducción será buena); este hecho, sumado a la inexistencia casi total de información en internet, me ha hecho decididir no solo subir las imágenes que tengo, sino que además escribir un poco sobre el Apu Pachatusan.

Pachatusan
Foto del Pachatusan tomada desde Wanchaq – Cusco
Creative Commons by: Erick Guiomar Gonzales Aparicio, www.imagenesdecusco.com

La importancia que tuvo esta cumbre para los pueblos andinos hace siglos se ve demostrada en la biografía que existe sobre la geografía del valle del Cusco, a la que mucho consideran “la sagrada geografía” del valle que vio nacer a uno de los imperios más importantes de la antigüedad mundial, el Imperio Inca. Todos los cerros, montañas y cumbres que configuran la geografía del Valle de Cusco fueron entidades sagradas (Apus, aunque el correcto plural quechua de Apu es Apukuna), que indujeron justamente la ocupación del valle de Cusco, por el grupo humano que se convertiría en el imperio Inca, procedentes de diversos puntos del Valle sagrado de los Incas (al norte del valle de Cusco). No obstante, los Apus fueron centro de importantes acontecimientos mágico-religiosos. El cronista mercedario Fray Martin de Murúa anotó: “Era muy común entre todos los indios adorar huacas, ídolos, quebradas, peñas o piedras grandes, cerros, cumbres de montes, manantiales, fuentes y finalmente cualquier cosa de la naturaleza que parezca noble y diferente a las demás”. El Dr. Jorge Flores Ochoa, cita en el libro “Cusco Monumental, ombligo del mundo” (2013): En el siglo XVI, al referirse al Cusco, Pedro Sarmiento de Gamboa escribió lo siguiente: “Había […] a la redonda del pueblo, algunas guacas, que eran la de Guanacauri y otra llamada Anaguarqui y otra llamada Yauiray otra dicha Cinga y otra Picol y otra que se llamaba Pachatopan…”. Esta última obviamente se refiere a nuestro Apu Pachatusan, que por variación de la lengua a través de los siglos ha cambiado. El mismo doctor Jorge Flores Ochoa apunta en el libro ya citado:

何世紀も前のアンデスの人々のためのこのサミットの重要性は、最も重要な帝国の1つの誕生を見た谷の「神聖な地理」として多くの人によって考えられているクスコ渓谷の地理について存在する伝記で示されます。世界の古代、インカ帝国の。クスコの谷の地理を構成するすべての丘、山、そして覆いは神聖な実体(Apus)であり、それはインカ帝国となるであろう人間の集団による、クスコの谷の占領を誘発した。インカの聖地(クスコ渓谷の北)。それにもかかわらず、Apusは重要な魔術的宗教的出来事の中心でした。 Mercedarianの記録係Fray Martin deMurúaは、次のように述べています。「フアカ、偶像、渓谷、岩、大きな石、丘、山の頂上、泉、噴水、そして最後に貴族とは異な​​る自然の崇拝他の人に。」 「クスコ記念碑、世界のへそ」(2013)という本の中で引用されたホルヘフローレス・オチョア博士:16世紀にクスコについて言及したとき、ペドロ・サルミエント・デ・ガンボアは次のように書いています。グアナカウリとアナグアルキと呼ばれるもう1つとヤウライと呼ばれるもう1つのグアカカはチンガと言いましたそして別のピコルとパカトパンと呼ばれていたもう一つの町。後者は明らかに私たちのApu Pachatusanを指していますが、これは何世紀にもわたって言語の変化によって変化しました。同じ医者ホルヘフローレスオチョアは前述の本で指摘している:

Traducción de Google traductor.

Otro de los importantes adoratorios de los Inkas es Pachatusan, palabra cuya traducción alude al “elemento que sostiene al mundo”. Se trata de un prominente cerro que es la continuación de la cadena orogénica que, desde Senca y Pillku Orqo, concluye hasta el oriente de un macizo montañoso cuyas crestas filosas de roca constituyen la separación entre el Valle de Cusco y el valle sagrado de los incas.

Los cronistas ofrecen datos sobre los grandes sacrificios efectuados en sus faldas y la importancia de sus canteras de andesita de la zona Waqoto, como principales abastecedoras del material empleado en la arquitectura de los Incas la que hasta hoy inclusive continúan explorándose.

La presencia de infraestructura prehispánica de los alrededores testimonia la importancia de esta antigua divinidad. Justamente en sus estribaciones hacia el Watanay se levanta las bellas estructuras de Tipón; y, hacia el Valle Sagrado de los Inkas el venerable santuario del Señor de Huanca, actual sitio de peregrinación religiosa, reminiscencia   del culto a una antigua waka andina denominada Wanka Rumi, cuya fama se acrecienta en los siglos XVII y XVIII.

Dr. Jorge Flores Ochoa Ob. Cit. 2013

Como nota final de este texto y antes de incluir aquí las imágenes del Apu Pachatusan, debo agregar que como parte de un largo proceso de sincretismo cultural, los frailes españoles empezaron la costumbre de colocar cruces sobre las puntas de todos los cerros que eran adorados, para demostrar que su dios estaba sobre el de los Incas, una ultima observación será la de saber que sobre la cresta del Pachatusan no existe ninguna cruz cristiana; lo que, sí, sucede con el Picol, por ejemplo.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star
Posted on: Marzo 6, 2019Erick Guiomar

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.